Largo

Blog

HogarHogar / Blog / Largo

Jun 22, 2023

Largo

Scientific Reports volumen 13, número de artículo: 10453 (2023) Cite este artículo 272 Accesos 1 Detalles de Altmetric Metrics En el estudio actual, dos mohos, Aspergillus flavus (ACC# LC325160) y

Scientific Reports volumen 13, número de artículo: 10453 (2023) Citar este artículo

272 Accesos

1 altmétrica

Detalles de métricas

En el estudio actual, se inocularon dos mohos, Aspergillus flavus (ACC# LC325160) y Penicillium chrysogenum (ACC# LC325162) en dos tipos de madera para examinarlos mediante microscopía electrónica de barrido y rayos X de dispersión de energía (SEM-EDX) y computarizados. exploración por tomografía (TC). Ficus sycomorus, una madera no duradera, y Tectona grandis, una madera duradera, fueron los dos bloques de madera elegidos, que fueron inoculados con los dos mohos e incubados durante 36 meses a una temperatura ambiente de 27 ± 2 °C y 70 ± 5% de humedad relativa (HR). La superficie y una profundidad de 5 mm de los bloques de madera inoculados se evaluaron histológicamente mediante imágenes SEM y CT. Los resultados mostraron que A. flavus y P. chrysogenum crecieron enormemente sobre y dentro de los bloques de madera de F. sycomorus, pero la madera de T. grandis mostró resistencia al crecimiento de moho. Los porcentajes atómicos de C disminuyeron del 61,69% (control) al 59,33% en muestras de madera de F. sycomorus inoculadas con A. flavus, mientras que el O aumentó del 37,81 al 39,59%. P. chrysogenum provocó que los porcentajes atómicos de C y O en la madera de F. sycomorus cayeran a 58,43% y 26,34%, respectivamente. C con porcentajes atómicos en el contenido de C de la madera de Teca disminuyó de 70.85 a 54.16% y 40.89%, luego de ser inoculada con A. flavus y P. chrysogenum. El porcentaje atómico de O aumentó de 28,78 a 45,19% y 52,43%, cuando se inocularon con A. flavus y P. chrysogenum, respectivamente. Dependiendo de la durabilidad de cada madera, los hongos examinados pudieron atacar los dos tipos distintos de madera en diversos patrones de deterioro. La madera de T. grandis superada por los dos moldes estudiados parece ser un material útil para una variedad de usos.

Numerosas especies de madera, incluidas Ficus sycomorus, Cedrus libani, Quercus cerris, Zizyphus spina Christi y Tamarix sp. han sido descubiertos en tumbas del antiguo Egipto[1]. Las muestras estudiadas revelaron diferentes condiciones de conservación en términos de pérdida de carbohidratos y/o lignina a pesar de su entierro a largo plazo en sitios arqueológicos secos. Las altas concentraciones de sustancias químicas solubles dificultaron la interpretación de los hallazgos. Estas sustancias solubles en agua contenían lignina despolimerizada o carbohidratos[2]. Es comúnmente conocido que la madera, un material natural orgánico, es vulnerable al ataque de hongos cuando existen las condiciones adecuadas, como cuando el contenido de humedad aumenta al 20% y la temperatura desciende entre 25 y 40 °C[3,4,5,6 ,7,8,9].

Cuando los hongos invaden la madera, consumen su composición elemental y carbohidratos. La pudrición parda y blanca ataca despolimerizando las capas de la pared celular, mientras que los hongos de pudrición blanda crean cavidades en la pared secundaria [3,10]. El crecimiento y la reproducción de los hongos utilizan almidón y azúcares simples contenidos en la estructura, particularmente en la luz de las células del parénquima axial y de los rayos, lo que resulta en cambios estructurales de los objetos de madera [10]. Los hongos crean enzimas extracelulares, como celulasa, xilanasa y α-l-arabinofuranosidasa, a medida que se multiplican y colonizan la madera en un proceso dinámico y competitivo [11,12,13,14,15,16]. También pueden crecer en las orientaciones longitudinal, radial y tangencial de la madera [17,18,19]. Las hifas pueden pasar entre los anillos de la madera, hacia la pared celular, entre fibras y a través de hoyos [18,20,21,22].

Los géneros de mohos Penicillium, Paecilomyces y Aspergillus pueden deteriorar la madera y los productos de madera[7]. La celulasa y otras enzimas extracelulares producidas por especies de Penicillium [23] descomponen la pectina y el xilano [24]. Paecilomyces variotii, el hongo de pudrición blanda, produce la enzima amilasa [24]. La enzima xilanasas[24,25] y las enzimas hidrolíticas que pueden descomponer las hemicelulosas y la celulosa[26] son ​​producidas por especies de Aspergillus. Aunque algunos mohos, como Trichoderma viride, no descomponen la madera, sí consumen enzimáticamente los nutrientes que se encuentran en las células del parénquima[27].

Después de 4 años de colonización en madera de Acacia saligna, Aspergillus niger, A. flavus, Alternaria tenuissima, Fusarium culmorum y T. harzianum revelaron marcas y roturas dentro de las regiones de la pared celular secundaria, que fueron causadas por la acción de los ácidos sobre los polisacáridos[28 ]. T. viride y A. alternata, hongos del moho de la superficie, tienen la capacidad de alterar la ultraestructura de la madera de manera similar a los hongos de pudrición blanda [8].

Las enzimas celulasas son secretadas por los hongos lignocelulolíticos de los géneros Aspergillus y Penicillium, que hidrolizan la celulosa para producir glucosa, una molécula de monosacárido[4]. Penicillium chrysogenum es otro hongo que pudre la madera; sus hifas están estrechamente adheridas a la estructura de la madera y se desarrollaron canales de erosión en las deterioradas paredes celulares de la madera en el suelo [5,8]. La descomposición de la celulosa amorfa y del xilano (hemicelulosa) en la madera se ha retenido en condiciones secas y durante un período prolongado de tiempo[29]. La madera antigua seca se degrada de forma más compleja que la madera encharcada[2].

Entre los métodos de examen tradicionales, la tomografía computarizada (TC), una de las técnicas de examen más comunes, tiene el potencial de ser una herramienta para medir la profundidad de la penetración de los hongos en la madera. La TC genera imágenes transversales (tomográficas) ("rebanadas" virtuales) desde varios ángulos de áreas específicas, lo que permite una mirada más cercana no destructiva al crecimiento de hongos dentro de las estructuras de la madera [30,31,32].

Esta investigación analizó cómo Aspergillus flavus y Penicillium chrysogenum afectaron a Ficus sycomorus y Tectona grandis después de ser inoculados durante un período de 36 meses.

Este estudio ha cumplido con las directrices y legislación institucionales, nacionales e internacionales pertinentes. Este estudio no contiene ningún estudio con participantes humanos o animales realizado por ninguno de los autores. Se utilizaron como fuentes de madera muestras de albura de Ficus sycomorus, una especie de árbol nativo de 25 años, y Tectona grandis, una madera importada[33]. En un taller de madera en Alejandría, Egipto, se prepararon diez muestras de bloques de madera de F. sycomorus y T. grandis con dimensiones de 0,5 × 1 × 2 cm, se esterilizaron en autoclave a 121 °C y luego se secaron en un horno a 103 ± 2 °C durante 24 h[34,35].

Para la inoculación de la madera se utilizaron dos hongos de pudrición blanda, Aspergillus flavus y Penicillium chrysogenum. Estos hongos fueron previamente identificados molecularmente y depositados en GenBank con los números de acceso LC325160 y LC325162, respectivamente.

Cada pieza de muestra de madera fue inoculada individualmente en placas de Petri con medios de agar papa dextrosa (PDA) y discos de hongos de A. flavus (ACC# LC325160) y P. chrysogenum (ACC# LC325162) que miden 5 mm de diámetro[9, 36]. Posteriormente, los hongos se cultivaron en bloques de madera en condiciones experimentales (27 ± 2 °C y 70 ± 5% de humedad relativa (RH)), donde la incubación duró hasta la completa colonización del hongo en las placas de Petri y el bloque de madera. Después de este tiempo, las placas de Petri se cubrieron con una envoltura plástica hecha de film transparente y se almacenaron en una cámara de crecimiento durante 36 meses en condiciones ambientales (27 ± 2 °C y 70 ± 5% RH)[28]. Luego se retiraron los bloques de madera inoculados para realizar un examen adicional.

Utilizando un microscopio electrónico de barrido ambiental (ESEM) (Quanta FEG250; FEI Co., Hillsboro, OR, EE. UU.), se analizaron las muestras de madera inoculadas de F. sycomorus y T. grandis para detectar la infestación de hongos (A. flavus y P. chrysogenum). ) en la superficie y a 5 mm de profundidad del bloque de madera infectado. Se utilizó espectroscopía de dispersión de energía (ESEM-EDS (Quanta FEG250; FEI Co., Hillsboro, OR, EE. UU., con fuente de electrones de tungsteno, a 20 kV) para examinar las variaciones en las composiciones elementales de la superficie.

La infestación de hongos hifales dentro de las muestras de madera analizadas se examinó mediante tomografía computarizada (CT) de rayos X utilizando un escáner CT Toshiba Aquilion 16, Tokio, Japón. Utilizando imágenes tridimensionales, que es una calidad de imagen con representaciones sombreadas de superficie e imágenes tridimensionales renderizadas en volumen, se mostraron conjuntos de datos y se grabaron imágenes y videos. Las mediciones de distancia se realizaron a medida que se acercaba y alejaba la superficie tridimensional. El Aquilion 16 cuenta con 896 canales en 40 filas de detectores de estado sólido con una variedad de espesores de corte que se utilizaron para probar una alta calidad de imagen. En las direcciones x, y y z, el sistema tenía una resolución de bajo contraste de 2 mm al 0,3% y una resolución de alto contraste de 0,35 mm. Se utilizaron los siguientes valores: voltaje 120 kV, corriente 150 mA, tiempo 15,819 s y espesor 0,5 × 16 mm2 [37]. El número CT, que se expresa mediante los datos de brillo de una imagen, se basa en coeficientes lineales de absorción de rayos X[38].

En la madera de Ficus sycomorus, el crecimiento de Aspergillus flavus fue claramente visible en todas las muestras (Fig. 1). Se observó un aumento visual en la cantidad de conidios en diferentes áreas con varios micelios y conidios fúngicos aéreos cubrieron la superficie de F. sycomorus en varios lugares, lo que provocó un aumento visible en la abundancia de conidios (Fig. 1a y b). Además, la cantidad de conidiosporas y micelio aumentó como resultado del desarrollo aberrante de esporas a lo largo de las hifas en el micelio basal (Fig. 1c yd).

Imágenes SEM de muestras de madera de F. sycomorus que han sido habitadas por el rápido crecimiento de A. flavus. En (a) se muestran varios micelios fúngicos aéreos, se distribuyen conidios, se muestran esporangióforos y conidios, y en (b-d) se muestran las hifas exteriores del hongo. Esporangio SG, conidiosporas CS, hifas externas EH, esporangioforo SP, pared celular secundaria SCW, conidias C.

Las imágenes SEM de la muestra de madera de F. sycomorus analizada que tenía 5 mm de profundidad e estaba infectada con A. flavus se muestran en las Fig. 2a y b. La madera infectada tenía A. flavus en su densidad ideal, lo que resultó en un notable aumento en el desarrollo de hifas y la generación de esporas. Después de 36 meses de incubación, se detectó A. flavus dentro de la madera mediante tomografía computarizada, como se muestra en la Fig. 3.

Una imagen SEM de la madera infectada de F. sycomorus (5 mm de profundidad) con A. flavus revela la espora, la morfología de crecimiento de las hifas dentro de las fibras de la madera y la penetración de las hifas dentro de la madera y dentro de las células debido a A. infección por flavo. (a) muestra los conidios pegajosos y (b) muestra la distribución de los conidios y las hifas internas. Hifas internas IH, conidiosporas CS, esporangióforos SPC con conidias pegajosas, pared celular secundaria SCW, conidias C.

Tomografía computarizada en sección transversal (a) y dirección longitudinal (b) de la madera de F. sycomorus inoculada con A. flavus después de 36 meses; las flechas grandes se refieren a los poros creados por insectos; Hifas internas IH.

Sin embargo, la producción de conidios de A. flavus puede aumentar incluso por debajo de la superficie, lo que demuestra que A. flavus puede pudrir la madera de F. sycomorus a través de las fosas y dentro de las paredes celulares. Además, entre las fibras de la madera, se hizo visible la estructura de esporas e hifas. En un estudio anterior, se descubrió que varios mohos, incluidos Botryodiplodia theobromae, Trichoderma longibrachiatum, A. candidus, A. ustus y A. terreus degradaban rápidamente la madera de F. sycomorus [39]. Además de la gran porosidad de la madera, que permitió que estos hongos aeróbicos crecieran a través de ella, el bajo nivel de químicos antimicrobianos en F. sycomorus puede haber contribuido al enorme desarrollo de A. flavus[39].

La Figura 4 representa la morfología SEM de colonias de P. chrysogenum en madera después de 36 meses a 27 ± 2 °C. Fue posible ver P. chrysogenum, que tenía hifas peridiales con paredes gruesas y ramificadas dicotómicamente y un apéndice corto y bifurcado que se asemeja a una columna vertebral. En el centro presenta un gimnotecio de tipo retículo abierto globoso con masa de ascosporas. Se observan ascosporas y ascas en desarrollo. Es común encontrar apéndices peridiales diminutos que se proyectan radialmente y que se asemejan a las astas de un ciervo.

Características de la superficie SEM de la madera de F. sycomorus inoculada con P. chrysogenum durante 36 meses, (a) muestra el grupo de conidios, (b) muestra las hifas externas con conidios, (c) muestra la pared celular del vaso degradado y (d ) muestra la pared celular degradada. Las flechas y los círculos se refieren al crecimiento intensivo de P. chrysogenum (grupo CC de conidios, pared celular degradada DCW, hifas externas EH, conidios C, conidióforos CP, pared celular vascular degradada DVCW).

En la madera de F. sycomorus, P. chrysogenum produjo cebos para el cabello (Fig. 4a). Los ascomata parecían tener hifas peridiales septadas, ramificadas y de paredes gruesas, pero carecían de los distintivos apéndices en forma de bichero. Había ascos globosos a subglobosos. Bajo SEM, se observó que las esporas eran irregulares y rugosas (Fig. 4b a d).

Además de las paredes celulares gravemente degradadas y debilitadas, las imágenes SEM de la degradación de la madera de F. sycomorus después de 36 meses también revelaron hifas colonizadas en las paredes celulares. La desintegración total de la pared celular y los vasos puede estar relacionada con la grave degradación de los materiales químicos de la pared celular [40,41,42,43]. Como se indicó anteriormente, después de 3 meses de incubación con A. niger, se descubrieron en la madera muescas identificables de erosión de la pared celular y cavidades creadas por hifas fúngicas dentro de las paredes celulares, mientras que P. chrysogenum solo creó canales de erosión formados en las paredes celulares mientras colonizaba. Madera de F. sycomorus[5].

Se tomaron imágenes SEM de una incisión de 5 mm de profundidad en la madera infectada para demostrar la extensión de P. chrysogenum dentro de la madera de F. sycomorus (Fig. 5a a d). Las imágenes revelaron que P. chrysogenum dentro de la madera había crecido enormemente. Después de 36 meses de incubación, una tomografía computarizada (Fig. 6) de la madera demostró un crecimiento de penetración de A. flavus.

Micrografía SEM de F. sycomorus después de cortar 5 mm de madera infectada y mostrar agrandamiento y deterioro de los hoyos y desprendimiento dentro de las células debido al ataque de P. chrysogenum y se observa la morfología de crecimiento de esporas e hifas dentro de las fibras de la madera: (a) muestra la distribución de conidios y la pared celular degradada, (b) muestra la masa de conidios, (c) muestra la distribución de conidios y (d) muestra las hifas internas de P. chrysogenum. MS masa de conidios, pared celular degradada por DCW, hifas externas EH, hifas internas IH, conidios C, conidióforos CP.

Tomografía computarizada de madera de F. sycomorus inoculada con P. chrysogenum durante 36 meses; Las flechas se refieren al deterioro encontrado en la madera después de esta infección de larga duración. Las tres flechas y el círculo representan las formas de los agujeros longitudinales.

Las imágenes SEM de muestras de madera de F. sycomorus mostraron que las paredes celulares estaban distorsionadas, tenían algunos agujeros en las estructuras y faltaban células de madera enteras. Estos son los resultados del desarrollo de hifas y esporas del hongo[29]. Es probable que las capas de la pared celular se hayan desprendido y separado como resultado del crecimiento de hongos de pudrición blanda [20,44]. A pesar de la mala conservación estructural, se descubrió una degradación microbiana fúngica en la madera arqueológica de F. sycomorus [2]. Después de 4 meses de incubación con Penicillium chrysogenum, las capas de la pared secundaria de la madera de F. sycomorus se alteraron como resultado de una grave degradación de la pared celular [5].

En todas las muestras de madera de teca, se minimizó el crecimiento de A. flavus (Fig. 7a yb). La pérdida de esporas es visible en las imágenes SEM. La ramificación y la decadencia son las dos modificaciones principales de la morfología de las hifas. Según las figuras 7c yd, los químicos antimicrobianos fenólicos y otros aromáticos previenen el crecimiento de A. flavus en la madera de teca. Incluso después de 36 meses de incubación, la tomografía computarizada (Fig. 8) confirmó los patrones de resistencia de la madera de teca a la propagación de A. flavus.

Imágenes SEM de madera de teca expuesta superficialmente a A. flavus durante 36 meses (a,b) y después de cortar 5 mm de madera infectada (c,d). Hifas internas IH, esporangióforo SP, conidio C: pared celular de fibra FCW, pared celular de vaso VCW, fosas bordeadas por BP.

Imágenes por TC de madera de teca expuesta a A. flavus después de 36 meses de incubación; LW madera tardía, EW madera temprana.

Después de 36 meses de incubación, la madera de teca infectada con Penicillium chrysogenum mostró un crecimiento micelial reducido (Fig. 9a a d). Estos hallazgos sugirieron que la producción de conidios de P. chrysogenum podría no crecer en la madera de teca debido a la presencia de compuestos antimicrobianos fenólicos y otros compuestos aromáticos, como antraquininas y tectoquinonas [45,46,47,48,49,50]. Los compuestos químicos de la madera cambiaron la morfología de P. chrysogenum, la morfología de las colonias y los grupos multicelulares que perdieron la espora.

Micrografía SEM de madera de teca expuesta a P. chrysogenum durante 36 meses en la superficie (a,b) y a 0,5 mm de profundidad de la madera (c,d). Hifas internas IH, conidio C, pared celular del vaso VCW, fosa bordeada por BP.

Se descubrió que el tamaño de los gránulos de micelio había disminuido significativamente, la pared celular se había absorbido y la forma de los gránulos de micelio había cambiado. Casi no se observaron indicadores de crecimiento de P. chrysogenum en la superficie y el núcleo de la madera durante la tomografía computarizada (Fig. 10).

Tomografía computarizada de madera de teca infectada por P. chrysogenum después de 36 meses de la inoculación artificial. LW madera tardía, EW madera temprana.

En la Fig. 11 se muestra que la madera de F. sycomorus incubada con A. flavus y P. chrysogenum durante 36 meses tiene composiciones elementales diferentes a las de la madera no inoculada. En la madera no inoculada (Fig. 11a y Tabla 1), los porcentajes atómicos de C y O en la madera no inoculada fueron 61,69% y 37,81%, respectivamente, mientras que cambiaron a 59,33% para C y 39,59% para O en las muestras de madera inoculadas con A. flavus (Fig. 11b y Tabla 2). Los porcentajes atómicos de C y O en muestras de madera inoculadas con P. chrysogenum durante 36 meses cayeron a 58,43% y 26,34%, respectivamente (Fig. 11c y Tabla 3).

Análisis espectral EDX de la composición elemental de madera de F. sycomorus no inoculada (a) e inoculada con A. flavus (b) y P. chrysogenum (c).

La madera no inoculada contenía 0,10% de porcentaje atómico de K. En la madera infectada con A. flavus y P. chrysogenum, este porcentaje subió a 0,34% y 2,09%, respectivamente. Además, el contenido de Ca aumentó del 0,18% en la muestra de madera de control al 0,35% con la muestra de madera infectada con A. flavus y al 1,81% en la muestra de madera inoculada con P. chrysogenum.

En comparación con la muestra no inoculada, la Fig. 12 ilustra los cambios en la composición elemental de la madera de teca que se incubó durante 36 meses con A. flavus y P. chrysogenum. En la muestra de madera no inoculada, C y O son los dos elementos más predominantes con porcentajes atómicos de 70,85% y 28,78%, respectivamente (Fig. 12a y Tabla 4). Cuando se inoculó madera de teca con A. flavus (Fig. 12b y Tabla 5) y P. chrysogenum (Fig. 12c y Tabla 6) durante 36 meses, el porcentaje atómico del elemento C disminuyó a 54,16% y 40,89%, respectivamente. mientras que el porcentaje atómico de O aumentó a 45,19% y 52,43%, respectivamente.

La composición elemental de la madera de teca no inoculada analizada mediante espectroscopía EDX. (a), inoculado con A. flavus (b) e inoculado con P. chrysogenum (c).

Los autores encontraron que hubo disminuciones y aumentos en la concentración de varios componentes clave a partir de los resultados analíticos de las composiciones elementales de la madera inoculada con los dos mohos en estudio. Los mohos suelen descubrirse y crecer en la madera dañada por la humedad[51], crean esporas coloreadas y grandes cantidades de pigmento en las superficies de la madera, lo que disminuye la calidad de la madera[52,53], pero no influye en la resistencia de la madera. madera[54].

Se informa que los componentes ricos en carbono de la madera son metabolizados por mohos y hongos que desintegran la madera. Esto produce enormes estructuras fructíferas de hongos, que liberan una gran cantidad de esporas al entorno natural[10,55]. Los mohos que no pueden despolimerizar los polímeros químicos primarios de la madera (celulosa, lignina y hemicelulosas) pueden consumir los azúcares y almidones que se encuentran en la luz de los rayos y de las células del parénquima axial[56]. A través de poros y fosas, las hifas del hongo pueden ingresar a las paredes celulares a través de agujeros y hendiduras[57].

Las dos maderas inoculadas con hongos mohosos mostraron que el contenido del elemento C era menor que en la muestra de control. Este resultado es coherente con trabajos anteriores[10]. Además, se encontró que los mohos absorbieron las fuentes de C[58]. Cuando crecen en madera de Fagus sylvatica, mohos como P. selerotigenum y A. niger consumen mucho C, pero P. selerotigenum consume mucho contenido de C cuando crecen en madera de Juglans nigra. Por el contrario, se observó un cambio mínimo en el contenido de C de la madera de P. rigida cuando fue colonizada por P. selerotigenum, Paecilomyces variotii y A. niger; por otro lado, no causó ningún cambio en el contenido de C de la madera de P. rigida[7]. .

Según las pruebas de adhesión en el estudio de Soumya et al.[59], P. chrysogenum no pudo adherirse al sustrato de madera de cedro, aunque P. granulatum, P. crustosum y P. commune sí pudieron hacerlo, contrariamente a lo que teóricamente se esperaba. El desarrollo de P. chrysogenum PCL501 en residuos de madera da como resultado la producción de la enzima xilanasa, que es inducida con mayor fuerza por la fuente de carbono[60]. Cuando se cultivó en un medio de salvado, harina de madera y aceite de oliva o salvado de soja, la enzima soluble en agua (lipasa) generada por P. oxalicum y A. flavus fue capaz de hidrolizar el aceite de oliva [61].

Se descubrió que la estructura de la lignina en los desechos lignocelulósicos agrícolas es degradada por la cepa de A. flavus EGYPTA5, que secreta enzimas lignina peroxidasas, nitrato reductasa, lacasa, polifenol oxidasa y celulasa, sin cambiar la concentración de celulosa [62]. Se descubrió que varios aislados de hongos A. flavus producían xilanasa libre de celulasa en una variedad de ambientes del suelo, incluidos estiércol, madera muerta y en descomposición y muestras de suelo [63]. Según un estudio[64], A. flavus produjo la mayor cantidad de enzima celulasa cuando se cultivó en aserrín de madera. A. flavus se aisló de su entorno natural, incluidas aguas residuales, madera podrida, paja de trigo y muestras de suelo de campo, y produjo la enzima lacasa [65].

Tanto los exámenes SEM como los de tomografía computarizada confirmaron el crecimiento de moho en las muestras de madera estudiadas en la superficie y el núcleo, lo que muestra el crecimiento estructural de hongos.

La dispersión de las estructuras fructíferas, las esporas y las hifas de los dos mohos que cubrían las superficies de madera dañadas después de 36 meses de incubación se pudo ver claramente mediante los instrumentos de examen SEM-EDX y tomografía computarizada. Según el estudio, los componentes ricos en carbono de las maderas examinadas de Ficus sycomorus y Tectona grandis son metabolizados proporcionalmente por Aspergillus flavus y Penicillium chrysogenum. Los hallazgos respaldaron los fenómenos de durabilidad y no durabilidad a largo plazo de las maderas de Tectona grandis y Ficus sycomorus, respectivamente. Finalmente, la superficie y el núcleo de las muestras de madera analizadas mostraron un crecimiento estructural de hongos, lo que fue validado mediante estudios de escaneo SEM y CT.

Todos los datos generados o analizados durante este estudio se incluyen en este artículo publicado.

Abdallah, M. & Abdrabou, A. Pequeños santuarios (naosis) de Tutankamón: tecnología de carpintería e identificación de especies de madera. En t. J. Conservar. Ciencia. 9, 91-104 (2018).

Google Académico

Tamburini, D. y col. Una evaluación crítica del estado de degradación de la madera arqueológica seca de Egipto mediante SEM, ATR-FTIR, análisis químico húmedo y Py (HMDS) -GC-MS. Polimero. Degradar. Puñalada. 146, 140-154. https://doi.org/10.1016/j.polymdegradstab.2017.10.009 (2017).

Artículo CAS Google Scholar

Blanchette, RA, Obst, JR, Hedges, JI y Weliky, K. Resistencia de los vasos de madera dura a la degradación por basidiomicetos de pudrición blanca. Poder. J.Bot. 66, 1841–1847. https://doi.org/10.1139/b88-251 (1988).

Artículo de Google Scholar

Yang, B., Dai, Z., Ding, S.-Y. & Wyman, CE Hidrólisis enzimática de biomasa celulósica. Biocombustibles 2, 421–449. https://doi.org/10.4155/bfs.11.116 (2011).

Artículo CAS Google Scholar

Hamed, SAM Estudios in vitro sobre la degradación de la madera en el suelo por hongos de pudrición blanda: Aspergillus niger y Penicillium chrysogenum. En t. Biodeter. Biodegradado. 78, 98-102. https://doi.org/10.1016/j.ibiod.2012.12.013 (2013).

Artículo CAS Google Scholar

Hosseinihashemi, SK, Salem, MZM, HosseinAshrafi, SK & Jahan Latibari, A. Composición química y actividad antioxidante del extracto de la madera de Fagus orientalis: resistencia al agua y resistencia a la descomposición contra Trametes versicolor. BioRecursos 11, 3890–3903. https://doi.org/10.15376/biores.11.2.3890-3903 (2016).

Artículo CAS Google Scholar

Salem, MZM Mediciones EDX y examen SEM de la superficie de algunas maderas importadas inoculadas por tres hongos de moho. Medida 86, 301–309. https://doi.org/10.1016/j.measurement.2016.03.008 (2016).

ADS del artículo Google Scholar

Hamed, S. & Mansour, MMA Estudio comparativo sobre cambios micromorfológicos en la madera debido a hongos de pudrición blanda y moho superficial. Ciencia. Culto. 4, 35–41. https://doi.org/10.5281/zenodo.1214563 (2018).

Artículo de Google Scholar

Mansour, MM, El-Hefny, M., Salem, MZ y Ali, HM La actividad biofungicida de algunos aceites esenciales de plantas para la producción más limpia de fibras de lino modelo similares a las utilizadas en la momificación del antiguo Egipto. Procesos 8, 79. https://doi.org/10.3390/pr8010079 (2020).

Artículo CAS Google Scholar

Mansour, MMA & Salem, MZM Evaluación de madera tratada con algunos extractos naturales y Paraloid B-72 contra el hongo Trichoderma harzianum: composición elemental de la madera, evidencia in vitro y aplicación. En t. Biodeter. Biodegradado. 100, 62–69. https://doi.org/10.1016/j.ibiod.2015.02.009 (2015).

Artículo CAS Google Scholar

Blaich, R. & Esser, K. Función de las enzimas en los hongos que destruyen la madera. Arco. Microbiol. 103, 271–277. https://doi.org/10.1007/BF00436360 (1975).

Artículo CAS Google Scholar

Dean, RA y Timberlake, WE Producción de enzimas que degradan la pared celular por Aspergillus nidulans: un sistema modelo para la patogénesis de hongos en plantas. Célula vegetal 1, 265–273. https://doi.org/10.1105/tpc.1.3.265 (1989).

Artículo CAS PubMed PubMed Central Google Scholar

Wood, TM & McCrae, SI Sistema enzimático degradante de arabinoxilano del hongo Aspergillus awamori: Purificación y propiedades de una α-l-arabinofuranosidasa. Aplica. Microbiol. Biotecnología. 45, 538–545. https://doi.org/10.1007/BF00578468 (1996).

Artículo CAS PubMed Google Scholar

Gramss, G., Ziegenhagen, D. & Sorge, S. Degradación del extracto húmico del suelo por hongos, bacterias y enzimas comerciales asociados a la madera y el suelo. Microbio. Ecológico. 37, 140-151. https://doi.org/10.1007/s002489900138 (1999).

Artículo CAS PubMed Google Scholar

Hu, HL et al. Mejora de la producción de enzimas mediante el cocultivo de Aspergillus niger y Aspergillus oryzae y con otros hongos. En t. Biodeter. Biodegradado. 65, 248–252. https://doi.org/10.1016/j.ibiod.2010.11.008 (2011).

Artículo CAS Google Scholar

Monrroy, M., Ortega, I., Ramírez, M., Baeza, J. & Freer, J. Cambio estructural en la madera por hongos de pudrición parda y efecto sobre la hidrólisis enzimática. Microbio enzimático. Tecnología. 49, 472–477. https://doi.org/10.1016/j.enzmictec.2011.08.004 (2011).

Artículo CAS PubMed Google Scholar

Yang, D.-Q. Capacidad de tinción de varios hongos colorantes de savia en secciones cortas de troncos de pino Jack. Para. Pinchar. J. 51, 73–73 (2001).

Google Académico

Fuhr, MJ, Schubert, M., Schwarze, FWMR y Herrmann, HJ Modelado del crecimiento de hifas del hongo de descomposición de la madera Physisporinus vitreus. Biol de hongos. 115, 919–932. https://doi.org/10.1016/j.funbio.2011.06.017 (2011).

Artículo CAS PubMed Google Scholar

Salem, MZM, Mansour, MMA & Elansary, HO Evaluación del efecto de los extractos internos y externos de corteza de arce azucarero (Acer saccharum var. saccharum) en combinación con ácido cítrico contra el crecimiento de tres mohos comunes. J. Química de la madera. Tecnología. 39, 136-147. https://doi.org/10.1080/02773813.2018.1547763 (2019).

Artículo CAS Google Scholar

Schwarze, FWMR La madera se pudre bajo el microscopio. Biol de hongos. Apocalipsis 21, 133–170. https://doi.org/10.1016/j.fbr.2007.09.001 (2007).

Artículo de Google Scholar

Daniel, G. Biología del xilema secundario 131–167 (Academic Press, 2016).

Reservar Google Académico

Morris, H., Brodersen, C., Schwarze, FWMR y Jansen, S. El parénquima del xilema secundario y su papel fundamental en la defensa del árbol contra la descomposición fúngica en relación con el modelo CODIT. Frente. Ciencia vegetal. 7, 1665. https://doi.org/10.3389/fpls.2016.01665 (2016).

Artículo PubMed PubMed Central Google Scholar

Krogh, KBR, Mørkeberg, A., Jørgensen, H., Frisvad, JC & Olsson, L. En Actas del vigésimo quinto simposio sobre biotecnología para combustibles y productos químicos celebrado del 4 al 7 de mayo de 2003, en Breckenridge, CO (eds. Mark Finkelstein, James D. McMillan, Brian H. Davison y Barbara Evans) 389–401 (Humana Press).

Yoon, JH, Hong, SB, Ko, SJ y Kim, SH Detección de actividad enzimática extracelular en Penicillium utilizando medios cromogénicos. Micobiología 35, 166–169. https://doi.org/10.4489/MYCO.2007.35.3.166 (2007).

Artículo CAS PubMed PubMed Central Google Scholar

de Vries Ronald, P. & Visser, J. Enzimas de Aspergillus implicadas en la degradación de los polisacáridos de la pared celular de las plantas. Microbiol. Mol. Biol. Apocalipsis 65, 497–522. https://doi.org/10.1128/MMBR.65.4.497-522.2001 (2001).

Artículo PubMed Central Google Scholar

Horn, SJ, Vaaje-Kolstad, G., Westereng, B. & Eijsink, V. Nuevas enzimas para la degradación de la celulosa. Biotecnología. Biocombustibles 5, 45. https://doi.org/10.1186/1754-6834-5-45 (2012).

Artículo CAS PubMed PubMed Central Google Scholar

Unger, A., Schniewind, A. y Unger, W. Conservación de artefactos de madera: manual 578 (Springer Science & Business Media, Science, 2001).

Reservar Google Académico

Mansour, MM, Hamed, SAE-KM, Salem, MZ & Ali, HM Ilustración de los efectos de cinco hongos sobre los ácidos orgánicos de la madera de Acacia saligna y las alteraciones de la ultraestructura en las paredes celulares de la madera mediante exámenes de HPLC y TEM. Aplica. Ciencia. 10, 2886. https://doi.org/10.3390/app10082886 (2020).

Artículo CAS Google Scholar

Popescu, C.-M., Dobele, G., Rossinskaja, G., Dizhbite, T. & Vasile, C. Degradación de soportes de pintura de madera de tilo: evaluación de cambios en la estructura de la madera de tilo envejecida mediante diferentes métodos físico-químicos . J.Anal. Aplica. Pirólisis 79, 71–77. https://doi.org/10.1016/j.jaap.2006.12.014 (2007).

Artículo CAS Google Scholar

Bucur, V. Caracterización e imágenes no destructivas de la madera 354 (Springer Science & Business Media, Technology & Engineering, 2003).

Reservar Google Académico

Brodersen, CR y cols. Análisis automatizado de redes de xilema tridimensionales mediante tomografía computarizada de alta resolución. Nuevo fitol. 191, 1168-1179. https://doi.org/10.1111/j.1469-8137.2011.03754.x (2011).

Artículo CAS PubMed Google Scholar

Schimleck, L. y col. Técnicas de evaluación no destructiva y lo que nos dicen sobre la variación de las propiedades de la madera. Bosques 10, 728. https://doi.org/10.3390/f10090728 (2019).

Artículo de Google Scholar

Abo Elgat, WA et al. Los efectos de la herrumbre sobre el envejecimiento de las maderas y su pulpa papelera derivada. Polímeros 13, 3483. https://doi.org/10.3390/polym13203483 (2021).

Artículo CAS PubMed PubMed Central Google Scholar

Salem, MZM, Zidan, YE, El Hadidi, NMN, Mansour, MMA y Abo Elgat, WAA Evaluación del uso de tres extractos naturales aplicados a tres especies de madera comerciales contra cinco mohos comunes. En t. Biodeter. Biodegradado. 110, 206–226. https://doi.org/10.1016/j.ibiod.2016.03.028 (2016).

Artículo CAS Google Scholar

Mohamed, WA, Mansour, MMA & Salem, MZM Extractos de Lemna gibba y Eichhornia crassipes: alternativas limpias para la desacidificación, antioxidación y tratamiento fungicida del papel histórico. J. Limpio. Pinchar. 219, 846–855. https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2019.02.097 (2019).

Artículo CAS Google Scholar

Mansour, M. Impacto de las condiciones de almacenamiento en el biodeterioro de momias infantiles del antiguo Egipto por hongos xerófilos. Egipto. J. Arqueol. Restaurador. Semental. 8, 97-107 (2018).

Google Académico

Mohamed, WA, Mansour, MMA, Salem, MZM, Ali, HM & Böhm, M. Tomografía computarizada (CT) de rayos X e investigaciones ESEM-EDS de conos de enebro subfosilizados inusuales. Ciencia. Rep. 11, 22308. https://doi.org/10.1038/s41598-021-01789-z (2021).

Artículo ADS CAS PubMed PubMed Central Google Scholar

Kotwaliwale, N. y col. Métodos de obtención de imágenes por rayos X para la evaluación interna de la calidad de productos agrícolas. J. Ciencia de los alimentos. Tecnología. 51, 1-15. https://doi.org/10.1007/s13197-011-0485-y (2014).

Artículo PubMed Google Scholar

Darwish, SS, EL Hadidi, N. & Mansour, MMA El efecto de la descomposición de los hongos en la madera de Ficus sycomorus. En t. J. Conservar. Ciencia. 4, 271–282 (2013).

CAS Google Académico

Bari, E. y col. Descomposición de la madera de Carpinus betulus por Trametes versicolor: un estudio anatómico y químico. En t. Biodeter. Biodegradado. 137, 68–77. https://doi.org/10.1016/j.ibiod.2018.11.011 (2019).

Artículo CAS Google Scholar

Bari, E. y col. Seguimiento de las características de la pared celular de la madera de haya degradada por hongos de pudrición blanca: estudio anatómico, químico y fotoquímico. Maderas Cien. Tecnol. 20, 35–56. https://doi.org/10.4067/S0718-221X2018005001401 (2018).

Artículo CAS Google Scholar

Bari, E. y col. Comparación entre la capacidad de degradación de los hongos de pudrición blanca Pleurotus ostreatus y Trametes versicolor en madera de haya. En t. Biodeter. Biodegradado. 104, 231–237. https://doi.org/10.1016/j.ibiod.2015.03.033 (2015).

Artículo CAS Google Scholar

Kim, JS, Gao, J. & Daniel, G. Caracterización citoquímica e inmunocitoquímica de la madera descompuesta por el hongo de pudrición blanca Pycnoporus sanguineus II. Degradación de lignina y polisacáridos no celulósicos en madera de fresno europeo. En t. Biodeter. Biodegradado. 105, 41–50. https://doi.org/10.1016/j.ibiod.2015.08.009 (2015).

Artículo CAS Google Scholar

Blanchette, RA Una revisión del deterioro microbiano encontrado en madera arqueológica de diferentes ambientes. En t. Biodeter. Biodegradado. 46, 189–204. https://doi.org/10.1016/S0964-8305(00)00077-9 (2000).

Artículo de Google Scholar

Scheffer, TC Resistencia natural de la madera al deterioro microbiano. Año. Rev. Fitopatol. 4, 147–168. https://doi.org/10.1146/annurev.py.04.090166.001051 (1966).

Artículo CAS Google Scholar

Kokutse, AD, Stokes, A., Baillères, H., Kokou, K. & Baudasse, C. Resistencia a la descomposición del duramen de teca togolesa (Tectona grandis Lf) y relación con el color. Árboles 20, 219–223. https://doi.org/10.1007/s00468-005-0028-0 (2006).

Artículo de Google Scholar

Thulasidas, PK & Bhat, KM Compuestos extractivos químicos que determinan la resistencia a la pudrición parda de la madera de teca. Holz a.Roh-u.Werkst. 65, 121-124. https://doi.org/10.1007/s00107-006-0127-7 (2007).

Artículo CAS Google Scholar

Brocco, VF, Paes, JB, Costa, LGD, Brazolin, S. & Arantes, MDC Potencial de los extractos de duramen de teca como conservante natural de la madera. J. Limpio. Pinchar. 142, 2093–2099. https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2016.11.074 (2017).

Artículo CAS Google Scholar

Rodríguez Anda, R. et al. Formación del duramen, composición química de los extractos y durabilidad natural de la madera de teca cultivada en plantaciones de México. Holzforschung 73, 547–557. https://doi.org/10.1515/hf-2018-0109 (2019).

Artículo CAS Google Scholar

Broda, M. Compuestos naturales para la protección de la madera contra hongos: una revisión. Moléculas 25, 3538. https://doi.org/10.3390/molecules25153538 (2020).

Artículo CAS PubMed PubMed Central Google Scholar

Hukka, A. & Viitanen, HA Un modelo matemático del crecimiento de moho en material de madera. Ciencia de la madera. Tecnología. 33, 475–485. https://doi.org/10.1007/s002260050131 (1999).

Artículo CAS Google Scholar

Viitanen, H. y Ritschkoff, A.-C. Crecimiento de moho en albura de pino y abeto en relación con la humedad y la temperatura del aire (Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas, 1991).

Google Académico

Ghosh, SC, Militz, H. & Mai, C. La eficacia de las siliconas comerciales contra las manchas azules y los hongos del moho en la madera. EUR. J. Madera Prod. de madera. 67, 159–167. https://doi.org/10.1007/s00107-008-0296-7 (2009).

Artículo CAS Google Scholar

Daniel, G. Deterioro y preservación de la madera vol. 845, 34–72 (Sociedad Química Estadounidense, 2003).

Reservar Google Académico

Mansour, MM, Abdel-Megeed, A., Nasser, RA & Salem, MZM Evaluación comparativa de algunos extractos metanólicos de árboles leñosos y Paraloid B-72 contra hongos fitopatógenos Alternaria tenuissima y Fusarium culmorum. BioRecursos 10, 2570–2584. https://doi.org/10.15376/biores.10.2.2570-2584 (2015).

Artículo CAS Google Scholar

Kerner-Gang, W. & Schneider, RV Moldes aislados para gafas ópticas. Madre. los organismos importan. Organo. Matériaux Organismes 4, 291–296 (1969).

Google Académico

Eriksson, K.-EL, Blanchette, RA y Ander, P. Degradación microbiana y enzimática de la madera y sus componentes (Springer Science & Business Media, 2012).

Google Académico

Komon-Zelazowska, M. et al. Las especies de Trichoderma, genéticamente estrechamente relacionadas pero fenotípicamente divergentes, causan la enfermedad del moho verde en las granjas de hongos ostra en todo el mundo. Aplica. Reinar. Microbiol. 73, 7415–7426. https://doi.org/10.1128/aem.01059-07 (2007).

Artículo ADS CAS PubMed PubMed Central Google Scholar

Soumya, E., Saad, IK, Abdellah, H. & Hassan, L. Investigaciones experimentales y teóricas del tiempo de adhesión de las esporas de Penicillium a la superficie de la madera de cedro. Madre. Ciencia. Ing. C 33, 1276-1281. https://doi.org/10.1016/j.msec.2012.12.026 (2013).

Artículo CAS Google Scholar

Okafor, U., Emezue, T., Okochi, V., Onyegeme-Okerenta, B. & Nwodo-Chinedu, S. Producción de xilanasa por Penicillium chrysogenum (PCL501) fermentada sobre desechos celulósicos. África. J. Bioquímica. Res. 1, 048–053 (2007).

Google Académico

Kirsh, D. Producción de lipasa por Penicillium oxalicum y Aspergillus flavus. Bot. Gaz. 97, 321–333. https://doi.org/10.1086/334555 (1935).

Artículo de Google Scholar

Hasanin, MS, Darwesh, OM, Matter, IA y El-Saied, H. Aislamiento y caracterización de Aspergillus flavus EGYPTA5 no celulolítico que exhibe potencial ligninolítico selectivo. Biocatal. Agrícola. Biotecnología. 17, 160–167. https://doi.org/10.1016/j.bcab.2018.11.012 (2019).

Artículo de Google Scholar

Gautam, A., Kumar, A. y Dutt, D. Producción de xilanasa sin celulasa por Aspergillus flavus ARC-12 utilizando rastrojos de mijo perla como sustrato en fermentación en estado sólido. J. Adv. Enzima. Res. 1, 1–9 (2015).

Google Académico

Ojumu, TV, Solomon, BO, Betiku, E., Layokun, SK & Amigun, B. Producción de celulasa por el aislado NSPR 101 de Aspergillus flavus Linn fermentado en aserrín, bagazo y mazorca de maíz. África. J. Biotecnología. 2, 150-152. https://doi.org/10.5897/AJB2003.000-1030 (2003).

Artículo CAS Google Scholar

Kumar, R., Kaur, J., Jain, S. y Kumar, A. Optimización de la producción de lacasas de Aspergillus flavus mediante el diseño de una técnica experimental: purificación y caracterización parcial. J. Genet. Ing. Biotecnología. 14, 125-131. https://doi.org/10.1016/j.jgeb.2016.05.006 (2016).

Artículo PubMed PubMed Central Google Scholar

Descargar referencias

Financiamiento de acceso abierto proporcionado por la Autoridad de Financiamiento de Ciencia, Tecnología e Innovación (STDF) en cooperación con el Banco Egipcio de Conocimiento (EKB).

Departamento de Conservación y Restauración, Facultad de Arqueología, Universidad de El Cairo, Giza, 12613, Egipto

Maisa MA Mansour y Wafaa A. Mohamed

Departamento de Silvicultura y Tecnología de la Madera, Facultad de Agricultura (El-Shatby), Universidad de Alejandría, Alejandría, 21545, Egipto

Ahmed AA El-Settawy, Mohamed ZM Salem y Marwa GS Farahat

Departamento de Ingeniería de Materiales y Química, Facultad de Ingeniería Civil, Universidad Técnica Checa de Praga, Thákurova 7, 166 29, Praga 6, República Checa

Martín Böhm

También puedes buscar este autor en PubMed Google Scholar.

También puedes buscar este autor en PubMed Google Scholar.

También puedes buscar este autor en PubMed Google Scholar.

También puedes buscar este autor en PubMed Google Scholar.

También puedes buscar este autor en PubMed Google Scholar.

También puedes buscar este autor en PubMed Google Scholar.

Investigación, análisis formal y recursos de MMAM, MZMS y MGSF. MMAM, WAM, AAAE-S., MB, MZMS y MGSF contribuyeron a la conceptualización, metodología, redacción, revisión y edición. Todos los autores leyeron y aprobaron el manuscrito final.

Correspondencia a Maisa MA Mansour o Mohamed ZM Salem.

Los autores declaran no tener conflictos de intereses.

Springer Nature se mantiene neutral con respecto a reclamos jurisdiccionales en mapas publicados y afiliaciones institucionales.

Acceso Abierto Este artículo está bajo una Licencia Internacional Creative Commons Attribution 4.0, que permite el uso, compartir, adaptación, distribución y reproducción en cualquier medio o formato, siempre y cuando se dé el crédito apropiado al autor(es) original(es) y a la fuente. proporcione un enlace a la licencia Creative Commons e indique si se realizaron cambios. Las imágenes u otro material de terceros en este artículo están incluidos en la licencia Creative Commons del artículo, a menos que se indique lo contrario en una línea de crédito al material. Si el material no está incluido en la licencia Creative Commons del artículo y su uso previsto no está permitido por la normativa legal o excede el uso permitido, deberá obtener permiso directamente del titular de los derechos de autor. Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/.

Reimpresiones y permisos

Mansour, MMA, Mohamed, WA, El-Settawy, AAA et al. Inoculación de hongos a largo plazo en maderas de Ficus sycomorus y Tectona grandis con Aspergillus flavus y Penicillium chrysogenum. Representante científico 13, 10453 (2023). https://doi.org/10.1038/s41598-023-37479-1

Descargar cita

Recibido: 11 de marzo de 2023

Aceptado: 22 de junio de 2023

Publicado: 28 de junio de 2023

DOI: https://doi.org/10.1038/s41598-023-37479-1

Cualquier persona con la que comparta el siguiente enlace podrá leer este contenido:

Lo sentimos, actualmente no hay un enlace para compartir disponible para este artículo.

Proporcionado por la iniciativa de intercambio de contenidos Springer Nature SharedIt

Al enviar un comentario, acepta cumplir con nuestros Términos y pautas de la comunidad. Si encuentra algo abusivo o que no cumple con nuestros términos o pautas, márquelo como inapropiado.